El gobierno alemán tiene considerado la cifra de un millón de euros para invertir en las renovaciones de clubes que no cuenten con un buen sistema de aislamiento sonoro.

Debido a la expansión residencial cerca de clubes de música electrónica en Alemania, en los últimos años muchos de estos han tenido que cerrar, pues muchos vecinos comenzaron a quejarse del ruido aun cuando muchos de estos edificios habitacionales se hayan construido después de que los clubes operaran.

La cifra de clubes cerrados alcanza los 170 durante los últimos años, es por esto que las autoridades destinarán una parte del presupuesto para ayudar a que los clubes instalen barreras de sonido en zonas al aire libre y ventanas a prueba de sonidos en edificios residenciales.

Ojalá este tipo de políticas llegaran a nuestro país para que así, tanto clubes como vecinos, puedan convivir amablemente.

¡Síguenos en Facebook y en Twitter!

Categories: Música