Kingsbridge, una pequeña cuidad en Devon, parte del Reino Unido, planea abrir el club más pequeño del mundo.

Esto lo piensan hacer usando una cabina de teléfono público, las cuales con la llegado de los teléfonos celulares han ido perdiendo popularidad entre los ciudadanos.

El Ayuntamiento de Kingsbridge está revisando los planes, los cuales se centran en una cabina telefónica roja en Fore Street. El alcalde Chris Povey presentó la propuesta, donde sugiere ideas como instalar luces estroboscópicas, una bola de discoteca y un sistema de sonido en la cabina telefónica, esto lo hacen con el fin de poder atraer turismo a la ciudad.

También se está considerando ponerle luces de neón para hacer más atractiva la atracción, la cual posiblemente solo sea temporal.

El record del club más pequeño del mundo lo tiene un club llamado Club 28 en Rotterdam, en Holanda. Éste tiene la capacidad de 6 bailarines y un DJ.

¡Síguenos en Facebook y en Twitter!

Categories: Lifestyle