El festival Burning Man solicitó un nuevo permiso para poder realizar el festival en el desierto de Black Rock durante los 10 próximos años.

El evento se ha realizado en el mismo lugar durante los últimos 27 años, pero a partir del 2019 tendrá que renovar el permiso en la Oficina de Administración de Tierras de Estados Unidos.

Burning Man se tendrá que someter a una evaluación de impacto ambiental y tendrá que ver cómo afecta el festival a la zona, ya que tienen que prever como crecerá el festival durante la próxima década.

De no cumplir con las normas el festival tendría que encontrar otro espacio para realizarse o de plano cancelarlo.

“A lo largo de los años, nuestro crecimiento se ha planificado cuidadosamente y ha ayudado a garantizar nuestra cohesión y sostenibilidad como organización, evento y cultura. La playa es nuestro hogar y queremos asegurar nuestra capacidad para continuar reuniéndonos allí todos los años”. Burning Man

El festival se enorgullece de ser un evento Leave No Trace, ya que todos los años hace esfuerzos para no dejar un impacto duradero en el desierto. Hace unas semanas el festival publicó cual será la temática para la edición del 2018.

¡Síguenos en Facebook y en Twitter!

Categories: Música